Negocios

Seis maneras de matar la creatividad 

La falta de sueño es un factor de éxito o fracaso en tu día a día en el mundo de los negocios.

Quizás el ambiente en tu trabajo no es el adecuado para crear, o bien, hacen falta recursos para trabajar cómodamente; no todo es un problema de actitud, podrías estar impedido para inventar algo nuevo porque no duermes bien.

Típico que estás a la mitad de un proyecto que requiere todo tu intelecto y tu creatividad y por más que te esfuerzas no consigues generar una idea grandiosa o bien, tu equipo no da una con esa nueva estrategia de marketing. ¿Qué estás haciendo mal? Pregúntate (y respóndete sinceramente) si estás haciendo algo de esta lista:

1. Todo lo estás volviendo muy cuadrado. De pronto tu vida y lo que la rodea se volvió rutinaria: levantarse, ir a trabajar, regresar y dormir. Estás tan inmerso en el programa “del diario” que ya no cuestionas nada, no te preguntas nada nuevo, “las cosas son así y no pueden ser de otra manera”. Sigue así y fin, acabaste con la capacidad que alguna vez tuviste para generar nuevas ideas.

2. Creaste fórmulas que aplicas para todo. Está bien si cuando comenzamos en determinado trabajo hacemos las cosas con cierta fórmula para no cometer errores, pero no salirte del esquema no es precisamente lo que se espera de alguien que opera en un área creativa. Arriésgate o deja que los osados te coman vivo.

3. Hay un ambiente horrible en tu compañía. La tensión y el estrés no ayudan para nada a liberar la mente y dejarla idear. Si tú eres el jefe procura un ambiente amigable entre compañeros de trabajo, olvídate de las oficinas llenas de vigilancia, de los horarios inflexibles y, por supuesto, de los gritos.

4. Faltan recursos. Está bien que uno sea el Diego Velázquez de la publicidad y la mercadotécnia, pero además de la idea se requieren recursos para la ejecución. Dos cabezas piensan mejor que una (pensando en los recursos humanos) y “esas tarjetas” que necesitas no se imprimen solas, ¿nos entendemos?

5. Miedo y falta de confianza. No hay espacio para las dudas y la creatividad, una tiene que salir de tu cabeza. El problema podría radicar en el autosabotaje: antes de siquiera contarle a alguien tu idea tú mismo estás pensando que es pésima.

6. Nunca duermes. Porque no todo es un problema de hábitos o actitud, para inventar algo necesitas tener cierta claridad mental que, te juro, no vas a conseguir si has dormido unas seis horas en toda la semana. Además, la fatiga disminuye la capacidad de concentración. Ve y ponte la pijama de una vez.

0 comments on “Seis maneras de matar la creatividad 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: