Negocios

La esperanza del día de descanso

El día de descanso es la concesión otorgada al trabajador por parte del patrón, en donde se le permite gozar de su salario íntegro.

El descanso obligatorio que amparado por la ley, como motor e incentivo de los trabajadores.

Todos los trabajadores tienen al menos ocho días de descanso obligatorio establecido en el artículo 74 de la LFT; cuando el patrón y el empleado han acordado que los domingos no habrá descanso, se debe pagar “prima dominical”.

“Y acabó Dios en el día séptimo la obra que hizo; y reposó el día séptimo de toda la obra que hizo. Y bendijo Dios al día séptimo, y lo santificó, porque en él reposó de toda la obra que había hecho en la creación.”

La Biblia, Libro Génesis, Capítulo Segundo. Pasajes 2:2 y 2:3

Así comienza uno de los capítulos bíblicos más importantes, donde se indica cómo fue la terminación de la creación. “Por cada seis días de trabajo disfrutará el trabajador de un día de descanso….”. Esta vez no hacemos referencia a un pasaje bíblico, aunque lo parezca. El legislador sacó a la luz su parte Reignum Christi. El texto previamente citado fue obtenido del artículo 69 de la Ley Federal del Trabajo (LFT) vigente.

El día de descanso es la concesión otorgada al trabajador por parte del patrón, en donde se le permite gozar de su salario íntegro, pero sin la necesidad de acudir físicamente al lugar donde generalmente realiza sus actividades laborales. Dicho día es obligatorio, sin excepciones ni prerrogativas que dicten lo contrario.

La LFT, en su artículo 70, establece que el patrón y el trabajador se deberán poner de acuerdo para establecer previamente cuál será el día de descanso otorgado y reconocido para el trabajador.

Se procura que el día de descanso sea en domingo, ya que se pueden realizar diversas actividades familiares, económicas y sociales, que no se pueden disfrutar en otro día de la semana, sin embargo, el trabajador puede decidir, conjuntamente con su patrón, que su día de descanso sea en martes y trabajar en domingo, y éste tendrá derecho a una prima adicional denominada “prima dominical”, establecida en por lo menos 25 % sobre el salario de los días ordinarios de trabajo.

Es de suma importancia señalar que el trabajador no está obligado a prestar sus servicios en su día de descanso, no obstante, si esta disposición se quebranta, el patrón deberá pagar un salario doble por el servicio prestado, independientemente del salario que le corresponda. Por otro lado, los días de descanso obligatorio en el año están establecidos en el artículo 74 de la LFT:

  • El 1 de enero (primer día del calendario gregoriano).
  • El primer lunes de febrero (en conmemoración del día de la Constitución, 5 de febrero).
  • El tercer lunes de marzo (en conmemoración del natalicio de don Benito Juárez, 21 de marzo).
  • El 1 de mayo (día del trabajo).
  • El 16 de septiembre (día de la Independencia de México).
  • El tercer lunes de noviembre (en conmemoración de la Revolución Mexicana, 20 de noviembre).
  • El 1 de diciembre de cada seis años (transmisión del Poder Ejecutivo).
  • El 25 de diciembre (Navidad).
  • Cuando sea jornada electoral.

En los días previamente señalados no se deben prestar labores, ya que legalmente los trabajadores tienen derecho a descansar en la efeméride correspondiente, pero en el artículo 75 de la LFT se otorga una concesión al patrón para que continúen las labores de forma normal en esos días, a cambio del doble del salario por el servicio prestado.

He aquí el tema de este artículo: la ley atribuye al patrón la necesidad de que continúen las labores, incluso en días de descaso, por lo que se establece que se tiene la obligación de pagar el doble del salario por el servicio prestado. Y ésta en realidad es un arma de dos filos, ya que debemos hacer una ponderación sobre lo deseado: ¿Más dinero o tiempo de calidad con la familia?

El presente artículo inicia con el pasaje bíblico para aclarar un punto. Interpretando el derecho divino, podemos establecer que el día de descanso fue santificado, no se puede ni se debe tocar. El trabajador tiene ese derecho, exigible y válido. No podemos jugar con sus derechos. El legislador, en forma incorrecta, establece que es permitido trabajar, siempre y cuando se pague el doble de salario, sin embargo, con ello se está faltando a uno de los principales derecho del trabajador.

Hagamos un ejercicio mental:

Joaquín tiene tres niñas; Brenda, su esposa, lleva a cabo una labor como enfermera del Seguro Social y Joaquín trabaja en una fábrica inmensa en la industria textil. Joaquín, debido al bajo salario que percibe por su trabajo diario, tiene la necesidad de trabajar horas extra para percibir un beneficio mayor.

Corre la tarde del 15 de septiembre; Brenda, emocionada, prepara un mole poblano y algunas otras entradas como pico de gallo, salsa verde, tortillita asada, etcétera, que pudieron darse el lujo de comprar. Joaquín pocas veces al año reposa en un sillón, teniendo en brazos a sus hijas, compartiendo valores, y enseñándoles la importancia de la patria, del amor, de la familia. Sus hijas en un futuro serán la maquinaria física y mental de este país.

Joaquín, lleno de energía y emoción, se sienta en la mesa y toma una cerveza admirando los frutos de su trabajo. Aprovechando a su familia, viendo a sus niñas crecer y a su esposa sonreír. Viviendo el sueño mexicano. Con poco, disfruta como si tuviera todo. Entrada la noche, pasa a su cama y yace con su esposa, recibe el sentimiento de admiración y de respeto que su esposa le brinda. Se levanta al día siguiente (16 de septiembre) y descansa en su casa, únicamente para fortalecer y volver a vivir lo que vivió en la tarde anterior… Y puede porque es su día de descanso.

O bien:

Joaquín tiene tres niñas; Brenda, su esposa, lleva a cabo una labor como enfermera del Seguro Social, y Joaquín trabaja en una fábrica inmensa en la industria textil. Joaquín, debido al bajo salario que percibe por su trabajo diario, tiene la necesidad de trabajar horas extra para percibir un beneficio mayor.

Corre la tarde del 15 de septiembre, su esposa prepara una comida, Joaquín, sentado en el sillón, está de mal humor debido a que el día de mañana tiene que ir a trabajar. Joaquín hace a un lado a sus niñas, las ignora, prueba bocado de lo que hizo la esposa, como si fuera rutina diaria, y se va a dormir. Se levanta maldiciendo y sin fuerzas para ir a trabajar, pero aun así, como es obligación, éste va. Pocos meses después, el matrimonio se disuelve debido a la falta de participación activa en la familia, y por la falta de desarrollo social de la familia en un medio ambiente adecuado. Podrán imaginarse el futuro de los críos.

Las anécdotas señaladas, aunque pueden parecer exageraciones, son casos reales, y seguramente a todos los lectores les ha pasado en cierta medida. Cuando no tienen que trabajar al día siguiente, aprovechan más su momento, su tiempo, su familia, su libertad como persona, ven sus frutos y dicen: “por eso trabajé toda la semana”.

¡Un día de de descanso va a traer más frutos y va a inculcar más valores que un simple pago doble de salario!

Un día que debe ser respetado a toda costa, ya que es un derecho y no sólo un derecho, es un valor universal.

Un día que permite al trabajador mirar atrás y apreciar todos aquellos esfuerzos realizados por su parte. Un día en el que puede amar y ser amado por sus seres queridos, sin necesidad de preocupación, o de estrés a causa de los factores que derivan de la vida en esta ciudad.

El día de descanso es un día de oportunidad. De oportunidad para ser mejor, para crear y forjar una mejor nación. Aunque suene a un ideal, véanlo de esta manera: “hasta el árbol más grande del mundo salió de una semillita”, ¿qué quiere decir esto?, el cambio está en lo mínimo, si nosotros cambiamos en lo mínimo, podemos magnificar y ampliar nuestro mundo, podemos cambiarlo.

El día de descanso es un día de paz, es un día que nos permite fortalecer nuestras energías para enfrentar cualquier situación que se nos enfrente en la semana.

Por: Emilio Salleh 

Acerca de azenetfolch

Directora y Jedi Master de la editorial. Speaker, escritora, artista, creativa, marketera. Partner del MIT en el rubro de emprendimiento canalizando a ellos nuevos proyectos. Encargada de la comunicación de Wayra México durante 3 años e hicimos rockstarear a la aceleradora como líder en el rubro. Escúchame todos los lunes hablando de ciencia y tecnología en punto de las 2:00 pm en http://www.viveradio.net/ Desarrollo proyectos digitales de todo tipo para grandes marcas. Hago fotografía con el móvil de sitios interesantes en Instagram: @azenetfolch Encuentra arte, cultura, gastronomía, eventos y diviértete, en mi fan page de Facebook: Azenet Folch

0 comments on “La esperanza del día de descanso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: