Negocios

La realidad de la discriminación laboral.

De acuerdo a los datos duros, la Ley Federal del Trabajo prohíbe que las instituciones les exijan un certificado de no embarazo, aunque muchas si no es que la gran mayoría lo omiten y lo siguen pidiendo, aunque no perdamos el camino, no solo esa es la causa de discriminación en la vida laboral.

2 mil 935 expedientes abiertos de 2011 a 2017 por discriminación y despidos por embarazo, son las quejas más frecuentes de acuerdo al Conapred.

De acuerdo a los datos duros,  la Ley Federal del Trabajo prohíbe que las instituciones les exijan un certificado de no embarazo, aunque muchas si no es que la gran mayoría lo omiten y lo siguen pidiendo, aunque no perdamos el camino, no solo esa es la causa de discriminación en la vida laboral.

De todo el ancho de los expedientes abiertos por discriminación, la gran mayoría la sufren las clases más vulnerables, ya que los casos por racismo por color de piel, apariencia física e incluso por la ropa que vistes, esto se ha ido incrementando dando lugar a que las plazas cada día están más marginadas y con ellos los sueldos que a los que se pueden aspirar también se ven mermados.

Con el paso del tiempo nuevas formas de discriminar se han hecho presentes pues ahora, los millennials también sufren de este tipo de discriminación, pues aunque no es contra la ley hay muchas otra formas de discriminar en los límites de la misma, si bien los pretextos son muchísimos, la gran mayoría se refugia en que los jóvenes que van a pedir empleo se les descalifica por no tener un papel que avale la educación sin embargo se cuentan con las aptitudes y destrezas para desempeñar las labores que se requieren.

Las empresas deben dejar de lado el estereotipo adquirido por los baby boomers, ya no deben seguir con ese pensamiento de que sus empleados deben estar siempre vestidos de traje y corbata, ahora los jeans y la ropa casual se han apoderado del outfit urbano, si quieren evolucionar como organizaciones deben empezar por cambiar de pensar, pues la moda que vistan sus empleados no determina la capacidad que tengan para desarrollar las tareas.

Muchas formas de discriminación laboral se presentan, desde por ser “moreno”, por ser mujer, incluso en el ámbito administrativo, si no eres mujer es difícil obtener este tipo de empleos. La forma de vestir, la forma de hablar incluso la colonia en la que vives son factores que determinan si te quedas con el empleo o no, pues para muchas personas, es más importante lo que hay que presumir que la capacidad con la que se desempeña operacionalmente.

Y menciono con desdén lo de “personas” porque más allá de organización, son personas las que toman estas decisiones, muchas de ellas personas que escalaron y que de alguna manera son celosas de sus puestos y por otro lado, personas que entraron directo en esa posición y simplemente son déspotas.

Cualquiera que sea la situación, la discriminación laboral sigue siendo un problema que ataca a varios sectores de la población, debería de importarnos ya que la diversidad es parte esencial de la innovación y el futuro de la sociedad inclusiva.

 

Fuente: El Universal

 

0 comments on “La realidad de la discriminación laboral.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: