Tiempo Libre

Una pareja para morirte de risa 

Leye y Alex comparten algo más que la vida en pareja y las pasiones: el escenario; mientras que las rutinas de ella se centran en lo divertido que puede ser el judaísmo, las de él, le tiran piedras a la política.

Leah Nedvedovich estudió Comunicación en la Anáhuac, su idea en aquella época era dedicarse a la radio. Alejandro Marin y Kall, optó por Periodismo y Comunicación Colectiva en la ahora Facultad de Estudios Superiores Acatlán de la UNAM, y por Producción Musical, en la School of Audio Engineering (SAE) de Londres.

Ambos, de alguna manera, terminaron trabajando para WetBack Audio, una productora que se especializa en comerciales de radio y televisión para el mercado hispano en Estados Unidos. Se enamoraron. La relación laboral entre el estudio y estos dos terminó, pero no así la que existía entre ellos, que, con el tiempo los llevó a darse el sí frente a un juez. Su historia con el standup vino después.

“Esewey”, como le llaman micrófono en mano, se encontró por primera vez con los llamados Comedy Clubes a finales de los 90, cuando visitaba a un primo en Seattle. Gracias a ello, pudo comparar lo que se hacía aquí (México lindo y querido) con lo que se hacía allá (Estados Unidos), y aunque ya hacía comedia desde antes, se inició como standupero gracias a Las reinas chulas, un grupo de cabareteras que hacen sátira política y que heredaron un lugar en Coyoacán que ahora es conocido como El vicio.

“Les pedí que me dieran chance en la segunda llamada para intentar hacer standup, y fue penoso. No saqué ni una risa, había un silencio incómodo, pero si no lo hacía así no iba a haber manera de empezar. Ahí fueron mis primeros entrenamientos y me dije <<necesito algo menos comprometedor que un público que ya pagó un boleto>>”, relató el artista.

Fue así como se les ocurrió abrir el primer Micrófono Abierto, que debutó en el “cuarto oscuro” de un bar que estaba en la calle de Florencia, en Zona Rosa: el Revel Bar. “Poníamos una lista donde la gente llegaba, se apuntaba, y se subía cinco minutos al escenario, de repente esa gente empezó a invitar otra gente y se fue haciendo más grande cada vez” platicó Leah, que acababa de iniciarse en el standup. “Yo empecé a subirme por curiosidad y en cuanto recibí la primera risa dije <<de aquí soy>>” narró.

Y aunque decidió apostarle a este trabajo, no todos los públicos han sido amables con sus chistes. “El peor show que tuve en mi vida fue en la escuela donde estuve toda mi vida. Me invitaron a dar un show para la comida del día del maestro. Sólo tenía una mesa que se estaba riendo, y era la de la mamá de una amiga mía que trabaja ahí. Me aventé mis 15 minutos sin risas, muy difícil”.

Clausuraron el Revel Bar, y tuvieron que mudarse al Beer Hall, un lugar que actualmente ofrece show de standup comedy, pero Leyele y “Esewey” tenían otros planes. Viajar a Londres para aprender el verdadero know how del standup comedy.

A su regreso, mucha gente asistía al Beer Hall, pero no era suficiente y abrieron otro Micrófono Abierto los martes en el Woko, donde todavía se presentan. “No hay cover, la gente va a ver un show gratis y nosotros tenemos un espacio para probar material”, dijo la comediante.

Los shows en vivo son punto y aparte de sus apariciones en televisión, en donde ya son bastante conocidos. De acuerdo con Leyele, salir en la tele es muy fácil: con que tengas siete minutos de buen material. “Somos como 80 personas haciendo standup comedy en una ciudad de 25 millones” explicó. Eso sí, trabajar con Comedy Central o con Stand Parados es, en algunos aspectos, diametralmente distinto.

Cuando Marin y Kall colaboró para escribir el Roost de Héctor Suárez, se percató de que lo que les importa en CC es que haya contenido interesante y propositivo. “Los mexicanos tenemos siempre esta cosa de querer quedar bien con todos, quedar bien con el productor, quedar bien con la empresa, quedar bien con las fuerzas políticas, quedar bien con los business man”, opinó.

“En Stand Parados te piden que metas lo menos posible material político, no te lo prohíben, pero está implícito en la petición, y que no digas la palabra “verga”. No es que yo diga “verga” todo el tiempo pero sí es un señalamiento muy particular, además, te dicen “la palabra con v”, pero a mí la verdad, pues me vale verga. Es como si traes a un pintor y le dices: oye nomás no pintes con color azul, porque no me gusta”.

A pesar de que comparten el dormitorio y el micrófono, los dos standuperos tienen recetas diferentes para cocinar risas. Mientras que Leye aprovecha las vicisitudes de ser judía, “Esewey” prefiere el humor político. Cuando se trata de armar rutinas, ella toma una grabadora de mano y se graba hasta que salen chistes dignos de pasar al papel, pero él, aunque también escribe, trata de improvisar lo más que se pueda.

Juntos, han pisado escenarios en Querétaro, Monterrey, Cuernavaca, Colima, Guadalajara, Los Cabos y Nueva York. Separados: “Esewey” ha trabajado con W Radio, como guionista, productor e imitador de voces en su informativo vespertino El Weso, colaboró con El Almohadazo conducido por Fernanda Tapia y fue fundador, productor y guitarrista de la ahora difunta banda de punk, Veo Muertos; Leye se encargó de La Cartelera de standupdurante 43 semanas en mancuerna con Manunna y actualmente sube a YouTube su videoblog, LeyeNews, en donde habla de fútbol americano entre otras cosas.

Para todos aquellos que quieren incursionar en la comedia de esta clase, la pareja de cómicos aconsejan perseverancia.”Haz lo que te gusta y nunca vas a tener que trabajar”, finalizó Alex.

Si tienes ganas de ver a @Leyele o a @Esewey, el próximo 29 de enero se presentarán en El Laberinto, mantente atento.

Por: Karen Cymerman


Acerca de azenetfolch

Directora y Jedi Master de la editorial. Speaker, escritora, artista, creativa, marketera. Partner del MIT en el rubro de emprendimiento canalizando a ellos nuevos proyectos. Encargada de la comunicación de Wayra México durante 3 años e hicimos rockstarear a la aceleradora como líder en el rubro. Escúchame todos los lunes hablando de ciencia y tecnología en punto de las 2:00 pm en http://www.viveradio.net/ Desarrollo proyectos digitales de todo tipo para grandes marcas. Hago fotografía con el móvil de sitios interesantes en Instagram: @azenetfolch Encuentra arte, cultura, gastronomía, eventos y diviértete, en mi fan page de Facebook: Azenet Folch

0 comments on “Una pareja para morirte de risa 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: