Negocios

Home office en México ¿estás preparado?

Trabajar en casa significa concentración, dedicación y entrega a tu profesión, a tu desarrollo personal y un compromiso a la “camisa empresarial” con la que llegaste a una contratación laboral.

Los pros de este sistema de trabajo son muchos y diversos.

El concepto no es nuevo; tampoco se inventó hace dos o tres años. No. Al menos tiene dos décadas que esa idea tarde o temprano tendría que aplicarse, como una forma de desarrollar nuevos sistemas de trabajo que resultarán más eficientes, sin que afectaran a la empresa ni al profesional: ‘Trabajo en casa’ (‘home office’, en inglés) es lo que cada vez más empresas están implementando con resultados alentadores.

Como todo, tiene sus pros y sus contras, empero en realidad hay más aspectos positivos que negativos. Pero vayamos al grano.

Home office -que, de acuerdo con registros periodísticos, se aplicó en 1988 por primera ocasión en dependencias gubernamentales del estado de California, EUA- logró una gran aceptación en importantes empresas transnacionales, lo cual derivó que otras (no tan grandes) también aplicarán ese sistema de trabajo.

En síntesis, ‘trabajo en casa’ es una forma de desarrollar las labores que cotidianamente el profesional (obvio, no todas las profesiones o trabajos se prestan a este sistema) tendría que realizar en la oficina de la empresa donde trabaja. 

Para ello, en tu hogar tendrías un espacio exclusivo o un cuarto para ejecutar las tareas cotidianas ordenadas por la empresa. No se trata de que el empleado que vaya a trabajar desde casa se levante a la hora que quiera, labore cuando se le ocurra o atienda asuntos propios del hogar o la familia. De acontecer esto último el fracaso sería inminente. 

Trabajar en casa significa concentración, dedicación y entrega a tu profesión, a tu desarrollo personal y un compromiso a la “camisa empresarial” con la que llegaste a una contratación laboral.

Una vez que tengas el espacio para realizar tu trabajo cotidiano, deberás tener en cuenta los siguientes puntos: 

a) Ordena tus herramientas (computadora, conexiones, libretas, plumas, post it, cargadores para tu smartphone)

b) Mantén limpia y ordenada esa área, recuerda que es tu espacio, podrías darle un toque personal con alguno de tus accesorios favoritos

c) Si escuchas música, ésta debe ser suave y que te ayude a concentrarte; de ningún modo debe ser música estridente

d) Tu cel debe estar prendido, pero evita responder llamadas de plática común de amistades o familiares

e) Fija tus horarios: a las 8 ó 9 de la mañana como si acudieras a la oficina; la hora de comer e incluso los dos o tres descansos -por unos 10 minutos cada uno-, lo cual te ayudará a descansar y ejercitar tus músculos o tomar un té o café

f) Evita abrir la puerta de tu casa para atender a vendedores o vecinos; eso te desconcentrará del trabajo

g) Habla a la oficina de tu empresa para reportarte e incluso para conversar brevemente con algún compañero

h) Una cosa que nunca debes olvidar: vestirte adecuadamente, péinate, como si acudieras a laborar a la oficina (uno nunca sabe cuándo ni a qué hora te pueden llamar para que te presentes ¡ya!); por ello evitar andar en tu ‘home office’ en pantuflas y pijama.

Los pros de este sistema de trabajo son muchos y diversos. Por ejemplo, evitas el fastidioso tráfico vehicular que se da por las mañanas y que hasta te llega a irritar. También, ahorras gastos de transporte o de gasolina y uso de tu automóvil (esto ayuda a bajar los niveles de contaminación). La empresa se vuelve más dinámica e incluso aumenta su productividad; baja sus costos, puesto que el trabajo se ejecuta no por horarios, sino por objetivos.

Por lo que toca a los contra, algunos expertos afirman que este sistema distrae al empleado de sus funciones, por lo que su producción no es la adecuada. Otro aspecto es que el trabajador se aísla no sólo de sus compañeros, sino incluso de la empresa, a pesar del trabajo claramente encomendado. Un punto más es que el tener la oficina de trabajo en casa no es tan atractivo para la familia y las posibles fricciones pueden derivar en no centrarse adecuadamente en las tareas encomendadas por la empresa. En fin…

En México el ‘trabajo en casa’ aunque se aplica ya desde hace años, aún no ha despegado a gran escala, pero sí registra un ritmo ascendente.

Teclazo: ¿Sabías que según la consultora Frost & Sullivan en esta década el 35 por ciento de la población trabajadora llevará a cabo sus actividades laborales desde su casa? Otro estudio indica que 75 por ciento de la fuerza laboral en el orbe son desea trabajar con flexibilidad en sus horarios.

0 comments on “Home office en México ¿estás preparado?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: